viernes, 8 de julio de 2011

La Spanish Revolution



Hemos estado sin actualizar este blog bastante tiempo, pero los acontecimientos en la calle así lo requerían. Después de varios meses y de muchos esfuerzos anónimos y desinteresados... LLEGÓ MAYO y la gente TOMÓ LA CALLE.

El 15 de mayo y de manera masiva, miles de personas en más de 50 localidades salieron
a la calle a mostrar su indignación, su descontento con la situación económica, su cabreo con la clase política y financiera. Miles de ciudadanos dijimos bien alto que esta boca es nuestra, gritando consignas como "que no nos representan", "no hay pan para tanto chorizo" o "no es crisis, es estafa", todo de una manera pacífica -a pesar de lo que los medios pudiesen contar- y con un sentimiento de ilusión que se viene haciendo mayor conforme pasan los días.


En Salamanca la manifestación de aquel domingo fue un éxito: los carteles funcionaron y la difusión tuvo efecto. Un éxito de participación y de comportamiento, talante, de actitud de aquellos que salimos de la plaza de los Bandos (a pesar de los problemas que nos dieron
desde cierta carpa de cierto partido en campaña) con nuestras pancartas y cánticos, animando a todo el que nos miraba a que se uniese, a que formara parte de lo que era una reivindicación nacida desde abajo, plural, pacífica y sobre todo, justa.

Los ciudadanos nos comportamos de manera ejemplar durante aquellos días, surgieron las acampadas como continuación de aquel (necesario) despertar y el ejemplo cundió más allá de nuestras fronteras.

Políticos y periodistas se encontraron perdidos ante
una reacción ciudadana que no esperaban.
Los ciudadanos no somos unos borregos a los que se puede engañar por tiempo indefinido, eso lo hemos dejado claro. Y a pesar de la mala prensa, de las difamaciones, de la desinformación que se hizo de este movimiento durante sus primeros días, esta voz ciudadana no ha dejado de crecer. De ahí que surgieran muchas más manifestaciones, promovidas entonces principalmente por las acampadas, como sucedió el 29 de mayo, donde Salamanca volvió a aprobar con nota, o más tarde, el 19 de julio, donde organizada por el ya denominado Movimiento 15M, reunió a unas 6000personas en la Plaza Mayor.

A pesar del calor del verano, en estos momentos hay mucha gente que sigue trabajando para que este movimiento no pare, aunque lo que está claro es que se ha hecho historia, que a los dirigentes se les ha dado un toque de atención claro y rotundo, que los medios de comunicación tradicionales también están avisados, y sobre todo, que la semilla del inconformismo y del "no voy a callarme más" sigue germinando en la mente de mucha mucha gente. Esto lo hacemos entre todos: sigamos informándonos y exigiendo lo que es justo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario